Herbicida - Juncos
Nombre: María Eugenia
Motivo: consulta

Comentarios: te cuento, que mi problema es que tengo una casa en el tigre, en la cual tengo mucho juncos y maleza, yo necesito que ustedes me informen de la manera que lo tengo q utilizar y diluir. Desde ya muchas gracias



Estimado Sra.:
Maria Eugenia

Nos dirigimos a Ud. para agradecerle el envió de su inquietud a nuestro sitio y esperamos que esta información le sea útil.
La cantidad de agua depende del sistema con el que se aplique el herbicida. Usted tiene que calcular cuanta agua consume una regadera o un pulverizador manual al regar o pulverizar el área a controlar. En ese volumen de agua tiene que colocar la dosis indicada de herbicida para la superficie a controlar. El agua cumple solo la función de permitir distribuir el principio activo en forma homogénea. Una cantidad mayor o menor de agua no modifica los resultados.
Por ejemplo para 100 m2 calcule cuanta agua consume en cubrir esa superficie con una sola pasada.
La dosis indicada en Glacoxan Total es de 200a 300 cm3 cada aproximadamente 10 litros de agua para tratar 100m2 en el caso de Anuales y de 400 a 600 cm3 cada 10 litros de agua en el caso de Perennes y la dosis indicada en Glacoxan MCPA es de 15 cm3 a 25 cm3 para 100 m2.
El Glacoxan Total como lo indica su nombre tiene acción total sin respetar ningún tipo de planta y el MCPA es selectivo y controla malezas de hoja ancha
Ud. puede encontrar más información entrando a Identifique su problema - Sanidad Vegetal – Malezas http://www.glacoxan.com/plagas/Malezas.htm o por Notas técnicas tiene un informe más completo “Malezas y su control” http://www.glacoxan.com/malezascontrol.htm y “Dosificación y aplicación de herbicidas” http://www.glacoxan.com/malezasdosificacion.htm
y va a encontrar una descripción del problema y la forma de control con entrada a los productos indicados.
Le adjuntamos la nota de dosificación e informes de herbicidas
Estando siempre a su disposición, le saluda atte.,
Glacoxan S.A.

Ingeniera Agrónoma Silvina Bado.
Docente Facultad de Agronomía, Cátedra de Zoología Agrícola,
Universidad de Buenos Aires. Argentina.
Glacoxan S.A.

INFORME GLACOXAN HERBICIDAS
Una maleza puede definirse como aquella planta que está creciendo y se está desarrollando en un sitio indeseable para nuestros fines. Las malezas son en definitiva plantas que no nos son útiles en una determinada situación y la planta que puede ser maleza para uno, puede ser de suma utilidad para otro. Es decir que una planta de trigo será una maleza en el césped de un jardín, como así también una mata de bermuda lo será en un cultivo de trigo. También un estolón de gramillón puede ser considerado maleza en un césped cuya base sea dichondra, como de la misma forma una mata de dichondra puede ser maleza en un césped de puro gramillón.

No sólo hay que asociar a las malezas como plantas cespitosas, ya que también las hay herbáceas, leñosas e inclusive epífitas, como por ejemplo podemos mencionar el caso del chañar y la acacia negra, leñosas que invaden campos tornándolos improductivos o el clavel del aire que compite con el crecimiento y el desarrollo de muchos árboles y arbustos.

Para un mejor entendimiento, podemos diferenciar dos grandes grupos de malezas: las de hoja ancha y las de hoja angosta. Las primeras corresponden a la clase dicotiledóneas y las nervaduras de las hojas son en forma de red; las segundas son monocotiledóneas y las nervaduras de las hojas se disponen en forma paralela.

Como ejemplos más frecuentes en el césped, dentro de las de hoja ancha observamos : vinagrillo, tréboles, diente de león, oreja de ratón, pincha-pincha, bolsa de pastor, cardos, etc., y dentro de las de hoja angosta : pasto miel, pastito de invierno, cebollín, cebadilla, lágrimas de Virgen, etc.

Las malezas deben ser controladas, ya que compiten por la luz, el agua y los nutrientes con nuestro "cultivo" y por otro lado lo afectan estéticamente.

Por otra parte, una planta puede ser maleza de un cultivo de un parque, de un canal de agua, de las vías del ferrocarril o inclusive de un camino, una vereda o una pared medianera. En estos últimos casos se ve afectado no sólo el aspecto visual, sino que los vegetales van deteriorando los materiales provocando fisuras o rajaduras por la presión que ejercen debido a su crecimiento.


Herbicidas o matayuyos


Las malezas pueden combatirse entre otras formas por medios físicos o químicos. La forma física consiste en la eliminación de las mismas con algún elemento mecánico que las dañe o extraiga. Esta es una tarea factible cuando se trata de pequeñas superficies, pero cuando estas se extienden, en la práctica es un método que se torna imposible por lo lento y costoso.

La forma química consiste en la aplicación de herbicidas o los a veces llamados "matayuyos". Son sustancias químicas empleadas para matar o inhibir el crecimiento de las malezas.

Estas sustancias admiten varias clasificaciones.

a) En función del tipo de acción los hay de contacto o sistémicos. Los primeros destruyen la parte aérea de la planta sobre la que se ponen en contacto directo. Los sistémicos son productos que al ser absorbidos por hojas o raíces, se trasladan por el interior del vegetal ejerciendo su acción en otras partes del vegetal.

b) En cuanto a la acción perseguida los hay selectivos (GLACOXAN MCPA) y totales (GLACOXAN TOTAL) Los primeros son aquellos que controlan a la maleza sin dañar la planta de interés. La selectividad puede estar dada por diferentes circunstancias: dosis de aplicación ( hay plantas que pueden ser más o menos susceptibles o resistentes al entrar en contacto con determinada cantidad de herbicida), desarrollo de la maleza y de la planta útil, la altura de la maleza respecto a la altura de la planta de interés (selectividad posicional), diferencias en el metabolismo de la maleza y la planta cultivada, etc.)

c) En cuanto al momento de aplicación pueden dividirse en de presiembra, de preemergencia y de postemergencia. Los de presiembra se aplican después de haber preparado el suelo y antes de sembrar, en cambio los segundos se emplean después de la siembra o en forma simultánea, pero siempre antes del nacimiento de la planta cultivada. Los postemergentes se aplican después del nacimiento de la maleza y del cultivo.

d) Respecto a su composición química, se dividen en varios grupos, como por ejemplo: fenoxiacéticos (GLACOXAN MCPA), ureicos, triazinas, dipirilos, arseniacales, fosfitos (GLACOXAN TOTAL), imidazolinona, etc.


Zonas a tratar
En caso de áreas industriales, terrenos baldíos o caminos la presencia de malezas produce un aspecto de desprolijidad y en muchos casos se conforma un hábitat ideal para la proliferación de roedores. En estas situaciones lo más conveniente es la pulverización de toda la cobertura verde con GLACOXAN TOTAL a los efectos de eliminar todas las hierbas presentes.

Cuando la base del césped por ejemplo es de gramillón, bermuda o kikuyo, podemos controlar las malezas de hoja ancha con GLACOXAN MCPA. Este es un herbicida sistémico (se traslada a través de las hojas del vegetal), selectivo (porque daña, en este caso, sólo a las hierbas de hoja ancha) y post-emergente (se aplica cuando la maleza está emergida y en activo crecimiento), que puede ser aplicado a todo el césped no provocándole daños al mismo, siempre y cuando se aplique a las dosis recomendada. Cuanto más chica se encuentra la maleza menor será la dosis a aplicar y más susceptible será la misma.

En el caso de querer realizar un control de malezas en invierno, cuando las heladas dejaron amarilla toda la bermuda y el verdor que observamos es producto de malezas de hoja ancha y/o angosta, podemos aplicar GLACOXAN TOTAL. Este es un herbicida sistémico, no selectivo (afecta a hierbas de hoja ancha y de hoja angosta) y postemergente, que penetra por tejido verde y se traslada hacia la raiz; la bermuda no será afectada ya que estará en latencia (en descanso, con vida, pero con un metabolismo relativamente inactivo) y exteriormente pajiza.

Si la base del césped es oreja de ratón (Dichondra sp.) y está invadido por malezas de hoja ancha y se tratara de una superficie pequeña, lo más adecuado sería controlarlas mediante pinceladas individuales con GLACOXAN TOTAL. No podríamos emplear GLACOXAN MCPA ya que al ser las dos especies de hoja ancha nos quedaríamos sin cobertura vegetal.

Cuando se pulverice con herbicidas hay que tener muy en cuenta que no haya viento, ya que de lo contrario el producto puede desplazarse y hacer blanco en plantas que no son el objetivo de nuestro control.

Malezas: Dosificación y aplicación de herbicidas
"La dosificación de los herbicidas se presenta en unidades de peso o volumen por unidades de superficie, por ejemplo kgs. o litros de herbicida por hectárea.
Debemos asegurarnos de que la dosis que apliquemos sea la que se recomienda en el marbete del producto, ya que si subdosificamos no encontraremos respuesta y si sobredosificamos no sólo dañaremos a la maleza sino que también a las plantas que queremos preservar.
Es muy importante asegurarnos que la pastilla del pico pulverizador sea para aplicar herbicidas y que esté limpia, sin ningún tipo de obstrucción y que el equipo funcione correctamente.

Una vez hecho esto debemos calibrar el equipo, para lo cual seguiremos los siguientes pasos:
1 - Agregar, por ejemplo, 5 litros de agua en el tanque del pulverizador.
2 - Cerrarlo y presurizarlo.
3 - Marcar una superficie de por ejemplo 100 m2. en el parque y comenzar a pulverizar con agua sola, cubriendo con una velocidad constante de avance, el área mencionada y bombeando el pulverizador en forma continua a los efectos de mantener sin variaciones el caudal de salida.
La distancia del pico al suelo debe ser siempre la misma, ya que de lo contrario variará el ancho de mojado: cuando más bajo esté el pico, menor será la franja de mojado y cuanto más alto lo ubiquemos mayor será el ancho de trabajo.
4 - Una vez cubierta la superficie, abrir el pulverizador lentamente hasta eliminar la presión interior y volcar el agua remanente en algún envase graduado a los efectos de medir cual fue el consumo de líquido (diferencia entre lo agregado inicialmente y lo que quedó en el pulverizador).
Lo ideal es repetir este esquema tres veces, a los efectos de obtener un promedio del consumo o gasto del equipo pulverizador, valor que ya fijaremos para los trabajos que hagamos en adelante.
Obviamente el valor nos va a servir siempre y cuando no se modifiquen las condiciones de trabajo: velocidad de avance, estado de la pastilla y del pulverizador y distancia del pico al suelo.
Este cálculo nos va a dar entonces un valor de gasto o consumo: por ejemplo, 3 litros cada 100 m2., lo que equivale a 300 litros cada 10.000 m2. o sea 300 lt./ha.
A los efectos de realizar un buen mojado de la superficie a tratar, se deben aplicar entre 300 y 60 litros de agua cada 10.000 m2 (ha), con el agregado del herbicida a la dosis recomendada por el fabricante.
Si, por ejemplo, hubiéramos consumido 1,5 litros para mojar los 100m2., estaríamos en presencia de un bajo volumen de agua. Las alternativas para corregir esta situación es recurrir a una pastilla de mayor caudal de salida, bajar más la lanza del pulverizador a los efectos de que el pico esté más cercano al suelo disminuyendo así el ancho efectivo de mojado o bien caminar avanzando más despacio.
Lo que nos queda ahora es ver en el marbete del producto cual es la dosis de aplicación del mismo. Por ejemplo si queremos hacer un tratamiento contra malezas de hoja ancha en un césped cuya base es la bermuda, podemos emplear el herbicida GLACOXAN MCPA.

El marbete nos indica una dosis de uso que va de 1,5 a 2,5 cm3. cada 10 m2., o sea 1,5 a 2,5 lts./ha.
Esto significa que si la superficie a tratar es de 300 m2, el cálculo será:
(300m2. X 2,5 lts.)/ 10.000m2. = 0,075 lts./300m2. = 75 cm3./300m2.
Esta cantidad deberá diluirse en agua: 300 ~ 600 lts./ha. = 3 ~ 6 lts./100m2.
O sea, que para tratar una superficie de 300 m2. de césped cargaremos en el pulverizador de 3 a 6 litros de agua, donde diluiremos 75 cm3. de GLACOXAN MCPA.
Hay que realizar la aplicación en forma cuidadosa, evitando que queden sitios sin "mojar" ni sitios en los que la superposición, o sea doble pasadas, sea importante. En el primer caso no morirá la maleza y en el segundo puede "quemarse" el césped. Hay que evitar que haya viento durante la aplicación a los efectos de que el herbicida no derive hacia plantas no objeto del tratamiento. Si los herbicidas a aplicar penetraran por la hoja, es conveniente que no se produzcan precipitaciones inmediatamente después de realizado el tratamiento."


Copyright 2003® Glacoxan S.A.
La información contenida en este sitio puede ser publicitada
y distribuida únicamente mencionando la fuente y el autor