Nuestros productosSanidad VegetalNovedadesIdentifique su problemaSanidad AmbientalContacto/EmailDifusionSanidad AnimalPrimeros AuxiliosHome/PrincipalNuestra Empresa

Malezas Dosificación y aplicación de herbicidas

La dosificación de los herbicidas se presenta en unidades de peso o volumen por unidades de superficie, por ejemplo kgs. o litros de herbicida por hectárea.

Debemos asegurarnos de que la dosis que apliquemos sea la que se recomienda en el marbete del producto, ya que si subdosificamos no encontraremos respuesta y si sobredosificamos no sólo dañaremos a la maleza sino que también a las plantas que queremos preservar.

Es muy importante asegurarnos que la/s pastilla/s del pico pulverizador sea/n para aplicar herbicidas y que esté/n limpia/s, sin ningún tipo de obstrucción y que el equipo funcione correctamente.

Una vez hecho esto debemos calibrar el equipo, para lo cual seguiremos los siguientes pasos:

1 - Agregar, por ejemplo, 5 litros de agua en el tanque del pulverizador.

2 - Cerrarlo y presurizarlo.

3 - Marcar una superficie de por ejemplo 100 m2. en el parque y comenzar a pulverizar con agua sola, cubriendo con una velocidad constante de avance, el área mencionada y bombeando el pulverizador en forma continua a los efectos de mantener sin variaciones el caudal de salida.

La distancia del pico al suelo debe ser siempre la misma, ya que de lo contrario variará el ancho de mojado: cuando más bajo esté el pico, menor será la franja de mojado y cuanto más alto lo ubiquemos mayor será el ancho de trabajo.

4 - Una vez cubierta la superficie, abrir el pulverizador lentamente hasta eliminar la presión interior y volcar el agua remanente en algún envase graduado a los efectos de medir cual fue el consumo de líquido (diferencia entre lo agregado inicialmente y lo que quedó en el pulverizador).

Lo ideal es repetir este esquema tres veces, a los efectos de obtener un promedio del consumo o gasto del equipo pulverizador, valor que ya fijaremos para los trabajos que hagamos en adelante.

Obviamente el valor nos va a servir siempre y cuando no se modifiquen las condiciones de trabajo: velocidad de avance, estado de la pastilla y del pulverizador y distancia del pico al suelo.

Este cálculo nos va a dar entonces un valor de gasto o consumo: por ejemplo, 3 litros cada 100 m2., lo que equivale a 300 litros cada 10.000 m2. o sea 300 lt./ha.

A los efectos de realizar un buen mojado de la superficie a tratar, se deben aplicar entre 300 y 60 litros de agua cada 10.000 m2 (ha), con el agregado del herbicida a la dosis recomendada por el fabricante.

Si, por ejemplo, hubieramos consumido 1,5 litros para mojar los 100m2., estaríamos en presencia de un bajo volumen de agua. Las alternativas para corregir esta situación es recurrir a una pastilla de mayor caudal de salida, bajar más la lanza del pulverizador a los efectos de que el pico esté más cercano al suelo disminuyendo así el ancho efectivo de mojado o bien caminar avanzando más despacio.

Lo que nos queda ahora es ver en el marbete del producto cual es la dosis de aplicación del mismo. Por ejemplo si queremos hacer un tratamiento contra malezas de hoja ancha en un césped cuya base es la bermuda, podemos emplear el herbicida GLACOXAN MCPA.

El marbete nos indica una dosis de uso que va de 1,5 a 2,5 cm3. cada 10 m2., o sea 1,5 a 2,5 lts./ha.

Esto significa que si la superficie a tratar es de 300 m2, el cálculo será:

(300m2. X 2,5 lts.)/ 10.000m2. = 0,075 lts./300m2. = 75 cm3./300m2.

Esta cantidad deberá diluirse en agua: 300 ~ 600 lts./ha. = 3 ~ 6 lts./100m2.

O sea, que para tratar una superficie de 300 m2. de césped cargaremos en el pulverizador de 3 a 6 litros de agua, donde diluiremos 75 cm3. de GLACOXAN MCPA.

Hay que realizar la aplicación en forma cuidadosa, evitando que queden sitios sin "mojar" ni sitios en los que la superposición, o sea doble pasadas, sea importante. En el primer caso no morirá la maleza y en el segundo puede "quemarse" el césped. Hay que evitar que haya viento durante la aplicación a los efectos de que el herbicida no derive hacia plantas no objeto del tratamiento. Si los herbicidas a aplicar penetraran por la hoja, es conveniente que no se produzcan precipitaciones inmediatamente después de realizado el tratamiento.


ir a top



--